domingo, 11 de enero de 2015

estúpida gravedad.

Nuevo final. O comienzo no sé. Solo sé que me estando frente al ordenador con la intención de escribir algo increíble. Algo que deje huella en todos vosotros.
Creo que me voy a repetir, que me voy a semejar a todos los escritores mediocres que cosen palabras con hilo viejo.
No me importa.
Un día más -noche más bien- voy a aporrear las teclas de mi pórtatil mientras dejo que las lágrimas resbalen por mi rostro, y veinte minutos más tarde, me pondré en pie, con los ojos rojos e hinchados, con el alma por los suelos pero me habré desahogado.
Mi medio de escape y evasión.

Tengo una agenda abierta sobre mi mesa en la primera página, está casi vacía a no ser por los garabatos de bolígrafo que rezan: 2015. Tengo también, un millón de ganas- y de páginas- en las que tengo pensado escribir lo que me apetezca sin temor a ser juzgada. Y cada día, cuando la noche este cayendo escribiré mil palabras más y me sentiré tal libre como si hubieran cortado la gravedad que me mantiene unida a la tierra.


Nuevo comienzo.

                

4 comentarios:

  1. Acabo de descubrir vuestro blog y me encanta, lo sigo de inmediato. :)

    Pásate al mío si quieres: http://unaatalaya.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. AIAIAIA ¿ME HAS COMENTADO? Millones de gracias *-*

      Eliminar

Y tú, ¿opinas lo mismo que yo? ¿estás en desacuerdo?¿tienes un blog que quieres que visite? ¿te gusta, te disgusta? ¡Comenta y haz brillar mi sonrisa!