sábado, 22 de febrero de 2014

Morir en vida.






Te dejaste morir, como cada pétalo de aquella flor. Te dejaste morir, por el viento arrastrar.
Te dejaste morir, y dicen, que el que muere en vida, jamás será feliz.
Te dejaste morir, y sin más que de mi corazón el compás, en el silencio yo morí también.
Te dejaste morir cuando nada más importante que tu misma, cuando la indiferencia ocupó tu ser.
Te dejaste morir por que estabas vacía.
Y como una flor marchita, a todos dijiste adiós.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿opinas lo mismo que yo? ¿estás en desacuerdo?¿tienes un blog que quieres que visite? ¿te gusta, te disgusta? ¡Comenta y haz brillar mi sonrisa!